La Unió i AVA-ASAJA denuncien que els aranzels que imposarà el Govern de Trump són un nou colp al camp valencià

La Unió i AVA-ASAJA denuncien que els aranzels que imposarà el Govern de Trump són un nou colp al camp valencià

La Unió de Llauradors assenyala que els aranzels que des del pròxim 18 d’octubre imposarà el Govern de Donald Trump a la Unió Europea són un colp més per al sector agrari valencià i que se sumen al veto rus que es pateix des de fa ja cinc anys.

Els EUA han anunciat que el 18 d’octubre començarà a imposar aranzels a la Unió Europea, després de la fallada de l’Organització Mundial del Comerç (OMC), que ha decidit a favor de Washington en la disputa comercial per les ajudes a l’aeronàutica Airbus. En la primera llista d’aranzels que ha transcendit, els Estats Units pretén gravar amb el 25% als cítrics, oli, vi, porcí i formatge espanyol.

Carles Peris, secretari general de La Unió de Llauradors, afirma que “encara que els EUA ja no és tan rellevant per exemple en les nostres exportacions de cítrics com abans, sempre serveix per a descongestionar els nostres enviaments que pràcticament es dirigeixen en més d’un 90% a la Unió Europea. Així, en lloc d’obrir mercats com el rus o l’estatunidenc, se’ns tanquen. Això pot ser la fi de les nostres exportacions citrícoles allí”.

D’altra banda assegura Peris que “per a sectors com el vi, l’oli o el porcí; amb major penetració cada vegada als Estats Units, pot suposar una forta garrotada per als nostres interessos”.

Peris indica que “la creixent globalització i els interessos geopolítics no fan més que desestabilitzar al nostre sector agrari i a les nostres produccions. Tenim el cas del veto rus que encara patim, els acords amb països tercers i ara ens trobem amb la guerra entre els Estats Units i la Unió Europea”

Afirma que “els responsables polítics del Govern espanyol i de la Unió Europea han d’actuar amb responsabilitat per a defensar amb contundència els nostres interessos”.

La Unió de Llauradors

Los nuevos aranceles de Trump ponen en peligro exportaciones agroalimentarias valencianas por valor de 90 millones de euros

El anuncio por parte de la Administración Trump de aplicar a partir del 18 de octubre unos aranceles de hasta un 25% a determinados productos agroalimentarios de los países que forman parte del consorcio Airbus (España, Francia, Alemania y Reino Unido) va a suponer un golpe muy duro para la agricultura valenciana.

Según un estudio elaborado por la Asociación Valenciana de Agricultores a partir de datos del Ministerio de Comercio, la adopción de estos aranceles pone en peligro exportaciones agroalimentarias valencianas por valor de 90 millones de euros. Los cultivos más afectados son los cítricos, las frutas y las hortalizas, cuyos envíos durante 2018 ascendieron a 80,9 millones. Sin embargo, el comercio con destino a Estados Unidos de otros productos tan importantes para el sector agrario valenciano como son el vino y el aceite de oliva también se ve seriamente amenazado, con unas exportaciones durante el pasado ejercicio de 9 y 1,7 millones respectivamente.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, asegura que “imponer de un día para otro un arancel que supone una cuarta parte del valor de la producción va a hacer muy difícil seguir exportando nuestros productos como veníamos haciendo. Si la Comisión Europea no lo evita, habrá un daño considerable tanto para las empresas comercializadoras como para los agricultores. Otros países competidores como Marruecos aprovecharán la oportunidad y, una vez desplazados, más adelante será complicado recuperar ese mercado”.

AVA-ASAJA reclama al gobierno español que, a pesar de estar en funciones, multiplique sus gestiones y refuerce la presión ante las instituciones comunitarias, especialmente ante la comisaria de Comercio, Cecilia Maalstrom, el actual comisario de Agricultura y futuro comisario de Comercio Phil Holgan, y el todavía presidente de la Comisión Juncker, así como a la presidenta electa Ursula Von der Leyen, para encontrar una solución satisfactoria a los intereses exportadores de nuestros productores, cooperativas e industrias agroalimentarias.

En caso de adoptarse los nuevos aranceles, Aguado exige a la Comisión Europea que responda estableciendo también un arancel del 25% a las almendras estadounidenses –que cada año inundan nuestro mercado y hunden los precios en origen– así como al resto de producciones agroalimentarias procedentes de este país. Asimismo, el dirigente agrario solicita a Bruselas que estudie y tenga preparadas medidas de compensación a los sectores y países afectados.

“Ha vuelto a ocurrir como con el veto ruso –critica Aguado– cuando por un problema político ajeno a la agricultura fuimos los agricultores quienes pagamos los platos rotos. Entonces Bruselas ni nos destinó suficientes indemnizaciones por las pérdidas causadas ni nos facilitó la apertura de mercados alternativos. Ahora, un problema derivado de las subvenciones otorgadas a Airbus es la que nos vuelve a perjudicar a los agricultores, en este caso de una manera especialmente paradójica, ya que se decide sancionar a las producciones agroalimentarias con un arancel del 25% frente al 10% para los productos aeronáuticos”.

AVA-ASAJA


Deixa un comentari

El vostre correu electrònic no es publicarà.

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada