Fortea reclama la destitució de Mateache, directora del Parc Natural de l’Albufera

Fortea reclama la destitució de Mateache, directora del Parc Natural de l’Albufera

José-Pascual Fortea, president de la Comunitat de Regants de Sueca i secretari de la Junta de Desaigüe de l’Albufera, publicava dissabte passat al diari Levante-EMV un article en el qual, i de manera vetlada, reclamava la destitució de l’actual directora del Parc Natural de l’Albufera. Pel seu interés, el reproduïm íntegrament.

L’Albufera, sometida al fundamentalismo ecologista

El Parque Natural de L’Albufera es la zona húmeda más importante de la Comunitat Valenciana y una de las más importantes de España. En este entorno natural conviven agricultura, pesca y actividades de ocio y recreativas. Todas estas actividades han alcanzado un equilibrio con el entorno natural que está permitiendo ir mejorando el hábitat a medida que se van reduciendo los retornos de zonas urbanas e industriales.

fangoria-cullera-2017

Venda anticipada d’entrades

Es importante destacar el papel fundamental del cultivo de arroz en el mantenimiento y la supervivencia del parque natural. El cultivo de arroz es el origen de la mayor cantidad de agua que recibe el parque y la más importante ya que se aporta a lo largo de todo el verano. Además el agua que llega de los arrozales es agua de magnífica calidad, filtrada por el cultivo y las tierras. Es incuestionable que el Parque Natural de L’Albufera no sobreviviría sin el arrozal.

Desde el 15 de junio de 2016, este equilibrio entre la actividad económica y la naturaleza se ha visto distorsionado. Con el nombramiento de la nueva directora-conservadora del parque, Paloma Mateache, han llegado los problemas. En los 30 años desde que se declaró parque natural han pasado por L’Albufera directores de todo color político y tendencia y siempre se ha alcanzado el consenso y el equilibrio necesario para que todo el mundo se sintiese a gusto en el parque.

Con la directora-conservadora actual ha llegado al parque el fundamentalismo ecologista más rancio que se pueda imaginar. El objetivo de esta señora parece que es cargarse el cultivo de arroz. En poco tiempo hemos tenido dos encontronazos que ponen de evidencia su radicalismo y la total ausencia del carácter conciliador que requiere el cargo de responsable del Parque Natural de L’Albufera.

El primero fue con motivo de la inundación invernal de los campos. Quería que se prolongase un mes más de lo habitual. Le explicamos que eso pondría en riesgo poder realizar el cultivo de arroz, ya que para poder sembrar hay que secar la tierra y prepararla para la cosecha y esto requiere un tiempo. La respuesta de la directora-conservadora fue que nos tomásemos dos años sabáticos y no cultivásemos arroz. Intolerable.

El segundo tuvo lugar hace unos días en una reunión en la consellería para tratar de desatascar el proyecto de revestimiento de una acequia de Sueca. El Plan Rector de Uso y Gestión de L’Albufera (PRUG) permite el revestimiento de acequias en el parque natural siempre que se encuentren fuera de la zona de perelloná, zona de inundación invernal. Como es preceptivo se le había solicitado informe al Parque Natural. Pero la directora-conservadora se presentó sin informe y mostrando una foto de la acequia argumentando que ella veía bien la acequia y que no le hacía falta ninguna actuación, que no le parecía bien que se gastase dinero público en esta obra. Como funcionaria, su obligación es la de emitir un informe justificado y apoyado en la normativa existente y no la de dar una opinión personal y carente de ninguna base normativa.

El Parque Natural de L’Albufera necesita en su dirección una persona de consenso que sepa encontrar ese equilibrio entre la protección del entorno y el desarrollo de las actividades económicas. Está claro que Paloma Mateache no es esa persona conciliadora y flexible. A la Generalitat Valenciana, como responsable de este nombramiento, compete tomar la medidas oportunas para restablecer la paz social en el Parque Natural de L’Albufera.

José-Pascual Fortea
President de la Comunitat de Regants de Sueca
i de la Junta de Desaigüe de l’Albufera

L’article al diari Levante-EMV: L’Albufera, sometida al fundamentalismo ecologista


 

Deixa un comentari

El vostre correu electrònic no es publicarà.